La Habana

La Habana Colonial:

Fueron casi cuatro siglos en los que el Imperio español estuvo asentado en esta maravillosa ciudad que llegó a estar considerada como una de las mejores ciudades del mundo. Aunque el paso del tiempo ha dejado su huella en esta urbe, al pasear por sus calles te transporta a una Habana en donde la arquitectura del barroco cubano muestra una ciudad inigualable y tremendamente distinguida.

La Habana aunque tenía un crecimiento algo descontrolado, creo una especie de cuadrado en el que destacan estas plazas:

  • Plaza de Armas
  • Plaza de La Catedral
  • Plaza de San Francisco
  • Plaza Vieja

Una visita por las Cuatro Plazas nos hará aterrizar en el umbral de este apasionante viaje.

La Habana Ciudad Maravilla:

La capital cubana tiene el título oficial de Ciudad Maravilla del Mundo es, por tanto, una de las siete que ostenta este título.

Después de casi 500 años de su fundación La Habana recibe este título. Fue distinguida por su atractivo mítico y un ambiente cálido y acogedor. Sin duda, la jovialidad y carisma de sus pobladores fue otro motivo para ser clasificada como Maravilla. Se potencia al ver el Capìtolio nombrado Patrimonio Arquitectónico  de la Humanidad por la UNESCO. Un paseo por su famoso Malecón apoya, todavía, más esta iniciativa.

Esta urbe portuaria repleta de una arquitectura antigua dotada de una belleza natural convierte a la capital antillana en una ciudad bella y misteriosa que parece metida en el túnel del tiempo.

La Habana Moderna, Eclecticismo y Modernidad:

Después de la independencia, La Habana se ve influenciada por distintas corrientes arquitectónicas. La influencia norteamericana genera en la ciudad un sentimiento esquizofrénico  con crecimientos desorbitados y exagerados planes de construcción, los cuáles originaron importantes diferencias sociales.  Por el contrario, La Habana cubana se queda anclada debido a una apuesta preferente por lo rural frente a lo urbano.

En el periodo norteamericano se produce un exagerado crecimiento demográfico lo que apoya más la necesidad de construir. Podemos destacar de esta época el Malecón y el Capitolio. Dentro del academicismo patente en los primeros 25 años del siglo XX,  podemos destacar el Palacio Presidencial,  la Estación Central y el Centro Gallego.

Siguiendo avanzando en el siglo aparece el estilo Art- Déco y el Movimiento Moderno. Durante este periodo se construye la Plaza Cívica (actual Plaza de la Revolución) y la Carretera Central. Dentro del Art-Déco habanero podemos destacar el Hotel Nacional, el Hospital Municipal de Maternidad en el Vedado, el edificio residencial López Serrano, el teatro Fausto, el edificio Bacardi y el edificio América entre otros.

Dentro del Movimiento Moderno, destacaríamos dentro de la Plaza Cívica, el monumento a José Martí, el Palacio de Justicia, la Biblioteca Nacional, el Hotel Habana Hilton, el Hotel Riviera, el edificio FOCSA y el Palacio de Deportes.

Dentro de la Habana Cubana destacaríamos el desarrollo de la periferia, la Ciudad Universitaria José Antonio Echevarría, junto con la remodelación administrativa de La Habana.

Religiosidad Popular:

Son muchas las expresiones de religiosidad popular que encontramos dando un paseo por La Habana. Encontraremos manifestaciones en las mismas casas, en los portales abiertos, en el vestuario de sus gentes. Ofrendas en diferentes lugares pero, sobre todo, a los pies de las ceibas sagradas.

No es fácil definir el concepto de religiosidad popular. Basta con que el viajero esté atento a todo lo que ante sus ojos se presenta. La religiosidad en Cuba es muy heterogénea y varía de un municipio a otro y del Oriente a Occidente, el tiempo, como es lógico, ha ido moldeando la religión a las nuevas tendencias y otorgando una impronta a la religiosidad cubana.

La religiosidad popular se mueve entre un crisol de creencias y prácticas religiosas, frente a un mundo mágico religioso en donde se impone la lógica de lo utilitario y espontáneo.

En Cuba conviven gentes de diferentes religiones junto con aquellos que son ateos. Aunque la religiosidad pertenece a la intimidad de las personas en Cuba se puede manifestar sin ningún problema.

La Religiosidad cubana tiene su procedencia en las religiones africanas tanto de índole cristiano como animista.

Una de las manifestaciones religiosas más populares es la Regla de Ocha  o Santería, de origen yoruba, que llegó a estas tierras a principio del siglo XVI con los esclavos traídos, parece ser, de Nigeria.

Aunque hay barrios como Guanabacoa, Marianao o Regla en donde los cultos afrocubanos tienen especial trascendencia, en muchas zonas de La Habana podemos encontrarnos con toques de santería o toques de tambor, ceremonias u ofrendas religiosas. Gentes en proceso de santería con collares, pulseras y vestuario blanco.

La Ciudad de los Castillos:

Durante la época colonial se construyeron en La Habana una serie de castillos y fortalezas para la defensa estratégica de la ciudad.

En primer lugar se construyó el Castillo de la Real Fuerza, el más antiguo de todos. Tras él se edificaron a la vez el Castillo del Morro y el Castillo de la Punta, para finalmente añadir la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Situada en lo alto de una colina, junto a la Bahía de La Habana, esta infranqueable fortaleza se construyó en el siglo XVIII para cubrir las deficiencias defensivas que presentaba el cercano Castillo de los Tres Reyes del Morro.

Actualmente es la fortaleza más grande que hay en América. Además de fortaleza fue utilizado como presidio. Destacar que Ernesto Che Guevara lo utilizó como cuartel general.

En estos momentos es un Parque Histórico en donde se encuentra el Museo de Fortificaciones y Armas y el Centro Cultural del Che Guevara.

En él, todos los días, se representa el momento de toque de queda mediante el cual los españoles avisaban a la población para que se retiraran a sus casas. Consiste en un cambio de guardia con la posterior detonación de un cañón, esto se produce a las 21 h.

Castillo de los Tres Reyes del Morro

Junto a la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, fortaleza inexpugnable hasta 1762. Está formado por gruesos muros de tres metros de altura rodeados de un profundo foso. En él se encuentra el faro de El Morro, siendo, aún, el más antiguo de América. El Museo Marítimo se encuentra en este recinto.

Castillo de la Real Fuerza

Está junto a la Plaza de Armas. Fue la primera que se construyó en La Habana, es la fortaleza de piedra más antigua de América. En ella residió el Gobernador de La Habana.

En su interior se encuentra el Museo de la Real Fuerza. Destacar, también, La Giraldilla que es la estatua en bronce más antigua de Cuba. La que observamos hoy en día es una copia, la otra se encuentra en el Museo de la Ciudad.

Castillo de San Salvador de la Punta

Se encuentra a la entrada de la Bahía. Hace once años se instaló en él, el Museo del Castillo.

Emprendimientos creativos:

El Bosque de La Habana:

El Bosque de La Habana se encuentra a orillas del río Almendares, en el oeste de la ciudad, se encuentra en estado natural.

Llamado oficialmente Parque Metropolitano de la Habana posee más de 700 hectáreas.

En su interior se encuentra el Parque Almendares, en el área comprendida desde el puente que une la ciudad con Marianao hasta Puentes Grandes.

Tiene zonas de Área Protegida en la categoría de Paisajes Naturales Protegidos en Cuba y posee el nombre de Isla Josefina.

Es uno de los lugares más hermosos de la Habana con una extensa vegetación tropical.

La Habana Solidaria:

Recorrer Cuba, te ofrece la oportunidad de colaborar en Proyectos Solidarios que se desarrollan en diferentes barrios de La Habana.

Proyecto AKOKAN

El proyecto tiene como objetivo contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de Los Pocitos a través de la dinamización de la misma, mediante el desarrollo comunitario y desde la perspectiva sociocultural y ambiental. Se ofrece:

  • Traslado.
  • Visita guiada por el barrio.
  • Observación o participación de los talleres que se llevan a cabo.
  • Almuerzo en el restaurante Oddara, perteneciente al proyecto.

Parque Teresita

Rehabilitar los parques recreativos para niños/as que hay en el barrio de Regla. Se ofrece:

  • Traslado.
  • Visita a los Parques.
  • Almuerzo en la zona.

Proyecto Palomas

El Proyecto Palomas de carácter socio-cultural humanista, da prioridad a la realización de obras audiovisuales, priorizando los documentales  referidos a  temas humanistas. Se ofrece:

  • Realizar una visita por sus instalaciones.
  • Coloquio con la directora y técnicos.
  • Almuerzo compartido.

Recorrer Cuba, regala a estos proyectos un 10% de lo ingresado por la visita de los viajeros interesados en los mismos.

Playas del Este:

A unos 18 kilómetros al este de la Ciudad de la Habana, nos encontramos con una extensión de 20 kilómetros, aproximadamente, de playas arenosas con las características propias del litoral caribeño. Este es el lugar preferido de los habaneros.

Nos encontramos, por orden, con las siguientes playas: Bacuranao, Tarará, el Mégano, Santa María del Mar, Boca Ciega y Guanabo.

A estas playas se llega a través de la autopista que lleva hasta la ciudad de Matanzas.

En esta costa, además de disfrutar de los encantos propios que nos ofrece el litoral, podremos practicar deportes náuticos y degustar algunas de las delicias que el mar siempre nos ofrece.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra política de privacidad y cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies